Palmeritas para Papá Noel

Una receta muy sencilla en casa esta Navidad, casi sin ensuciar

Este 24 de diciembre por la noche, le vamos a dejar a Papá Noel, a la Señora Claus, a los renos y a todos los duendes que colaboran con el reparto de los juguetes, unas palmeritas de azúcar y canela caseras, hechas por nuestros cocinillas. Para agradecerle tantas molestias y que sepan lo felices que nos hacen con sus regalitos.

Las acompañaremos con unos vasitos de leche y cacao. Y un vasito de vino por si Papá Noel prefiere.

Ingredientes:

-Una plancha de hojaldre congelado

-Azúcar

-Canela molida, podemos cambiar la canela por cacao, cáscara de naranja rallada, de limón o azúcar avainillada. 

Elaboración

Dejamos descongelar en la nevera la plancha de hojaldre. 

Sobre papel encerado para horno, espolvoreamos azúcar y canela. Extendemos sobre la mezcla la plancha de hojaldre. Y la espolvoreamos por encima con azúcar y canela de nuevo. Pasamos el rodillo, suavemente, sobre la masa para que el azúcar se fije con la masa y no se caiga.  

Marcamos el centro de la masa con el rabito de una cuchara, tan sólo le hacemos una marca, que podamos ver, pero que no perfore la masa. 

Enrollamos la masa sobre sí misma, haciendo una espiral, por cada lado, hasta la marca del centro que hicimos anteriormente. Una vez enrollada la masa por los dos lados, mojamos en agua un cuchillo bien afilado y cortamos el rollo de masa a ruedas, cada 2 centímetros.  

Espolvoreamos las ruedas con la mezcla de azúcar y canela, las disponemos en una bandeja de horno forrada con papel encerado y horneamos durante 15 minutos con el horno precalentado a 190º. Hasta que nuestra palmeras están bien doraditas y crujientes.  

Si unimos por la parte lisa dos palmeritas, les ponemos en medio una brocheta de madera y la horneamos así, nos quedarán mariposas de hojaldre. Muy lindas para decorar una tarta, para una merienda especial.... A la Señora Claus, seguro que ¡le encantarán!

Esta es una receta muy fácil y genial para prepararla en casa, para desayuno, para una merienda especial, para llevar a casa de la abuela, de excursión....   

Curiosidades del hojaldre:

Le Lorrain, pintor francés nacido en 1600, de origen humilde, trabajó a sus 15 años de aprendiz de pastelero. Y descubrió los principios de las masas hojaldradas. Quiso hacer un pan relleno de mantequilla, para su papá enfermo, y todos alucinaron al ver lo rico, esponjoso y especial que había quedado aquel pan. Le Lorrain siguió practicando y jugando con el amasado y la mantequilla, hasta casi llegar a lo que conocemos hoy como hojaldre.

infantilrecetas Navidad