Receta de falafel de habas

Blog Se te va la Olla, Cocina para niños

Las legumbres, ricas y nutritivas, repletas de proteína vegetal, fibra, hidratos de carbono, vitaminas del grupo B, con un alto contenido en minerales como el magnesio, fósforo, potasio, calcio y hierro. Ricas en aminoácidos que ayudan a la digestión. 

Las legumbres, combinadas con cereales y verduras, son una buenísima alternativa al consumo de proteína animal

Los Falafel, son una alternativa divertida de presentarle a los niños las legumbres, y salimos de los platos tradicionales de cuchara, que muchas veces nuestros pequeños no se quieren comer. Aunque unas buenas lentejas, o unas judías con arroz a mis hijos les encantan ... y a mí. 

Esta vez, hemos elegido las habas secas para hacer nuestros falafel, en Egipto suelen hacer los falafel de habas. Hay puestos por la calle que sólo venden falafel de habas, solos, en cucuruchos, con pan pita, verduras y salsa de yogur .... qué aromas! Me encanta viajar y fundirme en la gastronomía y los aromas  allá donde voy. 

Bueno, a lo que vamos :

Ingredientes:

-1/2 Kg de habas secas, remojadas y peladas

-2/3 de taza de perejil fresco picado

-2/3 de taza de cilantro fresco picado

-2 dientes de ajo

-1 cebolla blanca

-2 cucharaditas de cominos molidos, o machacados en mortero

-Pimienta negra

-Una pizca de sal

-Una cucharadita de levadura en polvo o bicarbonato sódico

-Aceite de oliva para freír

-Harina de garbanzos (opcional).

Cómo lo hicimos:

Lo primero es poner las habas en remojo unas 8 horas, cúbrelas de agua hasta tres veces su volumen en un recipiente grande.

Veremos cómo se hidratan y aumentan su tamaño, el remojo de las legumbres, acorta los tiempos de cocción hasta un 80%. Y en este caso, nos va a permitir pelar y triturar fácilmente las habas.

Pasadas las 8 horas de remojo, escurre y lava las habas. No uses el agua de remojo, bueno, puedes regar las plantas con ella. 

Pelamos las habas, y esta es la parte más latosa. Es la parte en la que invitamos a una amiga a almorzar a casa, con risas, buena conversa y un buen cuchillo, se pasa rápido.

Preparamos todos los ingredientes. Machacamos los cominos en el mortero, picamos las hierbas, troceamos la cebolla y el ajo ...

Trituramos en una picadora o batidora, todos los ingredientes, incluyendo las habas crudas y peladas.

Obtendremos una masa homogénea de un bonito color verde.

La dejamos reposar con mimo unos 30 minutos y formamos bolas algo más pequeñas que una pelota de ping pong. 

Aplastamos un poco las bolas, las rebozamos en harina de garbanzos. Nos quedarán más crujientes si lo hacemos, aunque sin rebozar también quedan geniales.

Freímos en abundante aceite de oliva hasta que adquieran un bonito color dorado.

Ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Los falafel también se pueden hacer al horno, son más saludables, per tardan más y quedan menos crujientes. 

Una buena opción es acompañar los Falafel, con ensalada fresca y salsa de yogur. A nosotros en casa, nos encantan con Tzatziki, una salsa griega de yogur. 

Me encanta la cocina mediterránea, me encantan los Falafel. Y esta vez porque son de habas y hay que pelarlas, pero de garbanzos se hacen igual y sin pelar, ¡menos mal! Es un lujo de plato, muy rápido y fácil de hacer. En un pan pita, con algo de ensalada, salsa de yogur y de excursión o en la playa .... ¡¡los devoran!! 

infantil

Comentarios

Enviado por Ana María Herná... el

Me ha gustado mucho la receta. Genial que ricas