Actividades en la naturaleza

Ideas para vivir la aventura en Tenerife

Tenerife nos apasiona. Vivimos en una isla afortunada que no podemos dejar de aprovechar.

Su riqueza paisajística y natural, nos proporciona los ingredientes necesarios para hacer turismo activo y disfrutar de actividades en familia, aptas para los más aventureros.

El éxito y disfrute para los niños está asegurado, ya que su fuente inagotable de emociones y conocimiento y su interés por descubrir innato hará que sea una experiencia extraordinaria de diversión inborrable.

Tenerife es una isla de tesoros escondidos, que ofrece un mundo de posibilidades al alcance de todos y que se pueden combinar con un buen plan multiaventura.

Te proponemos algunas motivadas actividades con las que podrás conocer con los tuyos nuestro entorno y que se pueden realizar sin guía, siempre que la seguridad lo permita, o con alguna empresa especializada con las mejores garantías.

Senderismo

Tenerife cuenta con una extensa red de caminos señalizados. Hay que informarse en los lugares adecuados del recorrido o de las condiciones climatológicas, preparar bien la excursión a realizar, asegurarse de si el tramo puede realizarse con niños y qué dificultad tiene, llevar ropa y calzado cómodos, protector solar y ropa de abrigo.

Respetar el entorno y garantizar la seguridad son cuestiones importantes a tener en cuenta. El parque rural de Teno, el parque natural de Anaga o el Parque Nacional del Teide ofrecen senderos seguros y de un paisaje maravilloso para realizarlos con niños.  


Rutas en bicicleta

Pueden encontrarse senderos familiares y recorridos tranquilos para pasear en bicicleta, tanto si las llevas como si decides alquilarlas, hay empresas que pueden ayudarte a elegir el mejor tramo que se adapte a las necesidades de los niños y que tenga una dificultad baja. 

La mejores zonas para disfrutar de esta actividad deportiva y de ocio, son la Corona Forestal, espacio natural que rodea el Parque Nacional del Teide, y el monte de La Esperanza, en el municipio de El Rosario.


Rutas a caballo

Existen numerosos centros hípicos en la isla que ofrecen rutas guiadas. Montar a caballo es uno de los deportes más placenteros para los más pequeños y su práctica les dará la oportunidad de conocer, cuidar y respetar a estos animales.


Aventura en los árboles

Vivir un día lleno de emociones y aventura en el parque de Las Lagunetas es fácil. Allí se encuentra el mayor parque en altura de Canarias, Forestal Park, que tiene un circuito diseñado especialmente para las familias, con tirolinas, puentes colgantes y tibetanos, y un sin fin de estructuras entre los árboles que harán disfrutar a todos. 


Escalada infantil

La escalada es una disciplina reconocida por su alto contenido psicológico y físico. Los niños la practican de manera innata y a través de este deporte pueden llegar a un alto grado de desarrollo físico, psicológico y social, lo que facilita su desarrollo integral.

Se trata de una práctica que requiere concentración, atención y creatividad, que aporta confianza y autoestima y ganas de superación. En Tenerife hay profesionales que organizan actividades multiaventura adaptadas a niños y jóvenes y que incluyen escalada en roca, tirolina o rápel.


Parapente con niños

El vuelo en parapente es un deporte de emociones intensas que se acerca al anhelo de volar que muchos tenemos. Es una actividad que puede realizar casi todo el mundo y no requiere de unas grandes condiciones físicas. Eso sí, los niños deben pesar más de 30 kilos, no padecer del corazón ni tener alguna incapacidad motriz importante, ir acompañados de un adulto o con autorización paterna si son adolescentes a partir de 14 años. Hay que informarse bien en los centros especializados.


Excursiones en Kayak

Una oportunidad para descubrir esta modalidad deportiva, en un paraje único, rodeado de aguas cristalinas, para darse un baño y bucear. Una combinación perfecta para pasar un día lleno de experiencias aventureras. Hay paquetes combinados de rutas guiadas por senderos que terminan con una excursión en kayak.


Observación de las estrellas

El excepcional clima de Tenerife es ideal para la contemplación astronómica. Su cielo oscuro y su escasa contaminación lumínica han convertido a esta isla en la sede de uno de los más importantes observatorios solares mayores del mundo. 

El mejor lugar para observar el cielo y las estrellas es el Parque Nacional del Teide.

El Observatorio del Teide permite visitas concertadas siempre que la climatología y la operación de los telescopios lo permitan.


Observación de aves

Una oportunidad para que grandes y pequeños descubran la rica avifauna autóctona de la isla y el extenso catálogo de especies, algunos endemismos y otras en tránsito migratorio, ya que las islas son punto de descanso de la ruta atlántica que utilizan las aves. 

Observar y fotografiar algunas de estas especies puede convertirse en una aventura espectacular para los niños y su contacto más íntimo con la biodiversidad de la isla, para su cuidado y respeto.


Avistamiento de cetáceos

La isla de Tenerife es un lugar privilegiado para la observación de ballenas y delfines, ya que muchos de ellos viven en libertad cerca de nuestras costas. 

Como siempre, anter de comenzar la aventura hay que comprobar el tiempo meteorológico, llevar crema solar, gorra, ropa de abrigo y los más valientes, cámara de fotos.


¿Se te ocurren más aventuras? Queremos conocer más posibilidades para conocer Tenerife, por tierra, mar y aire.

 

 

 

rutaturismoinfantiljuvenil