¿Tu peque usa el dedo cuando lee? Puede ser signo de un problema visual IRVO, Instituto de Rehabilitación Visual y Optometría de Canarias

Usar el dedo para no perderse durante la lectura puede ser un indicador de problema visual.

En algunas circunstancias, la conexión kinestésica con la página del libro nos ayuda a enfocar los ojos y nos hace más fácil la lectura. Incluso usar un dedo para mantener la fijación puede ser una buena estrategia para enseñar a los niños a leer o para mejorar las habilidades lectoras en los adultos.

Sin embargo, podemos encontrarnos con quienes se saltan palabras al leer o hacen cambios involuntarios de reglón. Son personas a las que les cuesta muchísimo terminar de leer un texto y acaban agotados. La causa suele ser una disfunción oculomotora, es decir, un problema en el correcto movimiento de los ojos.

La disfunción oculomotora se caracteriza por movimientos oculares imprecisos o lentos que vienen acompañados normalmente de comportamientos compensatorios como movimientos de la cabeza o el uso del dedo como guía durante la lectura. Una disfunción oculomotora afecta a la habilidad lectora, a la comprensión, al copiado, a la escritura e incluso al rendimiento deportivo.

Y es que los dos ojos deben moverse perfectamente coordinados para permitir que la información visual llegue correctamente al cerebro. Durante la lectura los ojos se mueven en pequeños saltos llamados sacádicos. Si los sacádicos no son óptimos la coordinación entre los dos ojos será mala y desencadenará en una problema de lectura.

Pide tu Cita en IRVO
tlf. 620 37 66 55
www.irvocanarias.com
Avda San Sebastián 72
Santa Cruz de Tenerife