Una receta Sin Gluten saludable, para esos días que se nos antoja algo dulce y que, además, puede suponer una actividad muy divertida si la hacemos con los niños. Ellos disfrutarán en el proceso de darle forma a las galletas y tú te sentirás bien sabiendo que es una opción que utiliza ingredientes naturales. Si no necesitas llevar una dieta Sin Gluten, puedes utilizar otra harina, aunque te recomendamos usar siempre harinas integrales, abajo te explicamos por qué.

Ingredientes

  • 200 gramos de harina integral (nosotros  usamos la harina de avena Sin Gluten)
  • 1 cucharada de canela en polvo (sin trazas de Gluten)
  • Ralladura de limón o coco rallado (al gusto)
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 100 gramos de endulzante (miel, panela líquida, sirope de ágave, o azúcar de coco)
  • 25 gramos de aceite de oliva extra

Preparación

Enciende el horno a 150ºC. Mezcla en un bol la harina, el bicarbonato, la canela, y la ralladura de coco o limón. A continuación añade el endulzante y el aceite y amasa a mano hasta conseguir una consistencia similar a la plastilina. Dependiendo del endulzante que uses, la masa puede quedar un poco seca, añade un poco más de aceite y si fuera necesario, un poco de leche hasta conseguir la textura indicada. Estira con un rodillo y dale forma,  con las manos en forma de bolitas o aplastadas, o bien con un molde.

Coloca las galletas sobre papel vegetal encima de la bandeja del horno y sube la temperatura a 180ºC, hornea durante 10-12 minutos. Deja  que se enfríen y ¡a comer!

Recomendamos el uso de harinas integrales porque, a diferencia de las refinadas, conservan todos los nutrientes y propiedades ya que se obtiene del grano entero. Te aconsejamos comprobar que los ingredientes lleven el símbolo oficial Sin Gluten y que no llevan trazas

+ info en www.saludsingluten.com

HTML Code here


Sé el primero en comentar

Comentar es divertido

Tu email no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.